27.12.17

Dharavi Slum

COMPARTIR
Visitar un Slum ha sido una de las experiencias más impactantes, sobrecogedoras y alucinantes de mi vida. Muchos os preguntaréis, y ¿qué tiene de interesante un Slum? Siempre me ha interesado ver y descubrir todo, entender y sentir en mi piel lo que viven otras personas y evitar encerrarme en "nuestro mundo ideal". A mucha gente cuando le dices que has estado en India, lo primero que te dicen es, "no sé como puedes ir a ese país", "no hay más que basura y pobreza", "¡como puedes soportar ver niños pidiendo en la calle!, y todo ese tipo de comentarios que te dejan en una situación comprometida, como si no tuvieses corazón o sensibilidad alguna. Lo siento, pero mi pensamiento sobre la gente que piensa así y hace esos comentarios, son unos ignorantes. Respeto que no se visite un determinado lugar o país porque no interese, lo que no entiendo es que digan que no tienes corazón por visitar un lugar en el que no vivan como tú. Reconozco que la India no es un país fácil, que no es un país justo con todo el mundo, en el que no todos los niños tienen la oportunidad de ser  escolarizados, por poner un ejemplo, y reconozco que se ven cosas que duelen, pero no debes encerrarte solamente en eso, siempre hay algo más allá. En España hasta hace muy poco mucha gente estaba en la misma situación que muchas familias indias... eso no se debe olvidar.


Hace tiempo vi un documental sobre Slums por lo que ya sabía de estos asentamientos, que se distribuyen por todo el mundo, no solamente en India, pero fue cuando vi la película "Slumdog Millionaire" cuando me dije que algún día visitaría uno. Como mucha de la gente que visionó esa película salí del cine impactada de lo que acababa de ver. Desde entonces es una de mis películas favoritas, y estar en Bombay me dio la oportunidad de poder visitar los lugares donde se rodó.

Dharavi Slum está a 30 minutos en coche de la zona de Colaba. Puedes visitarlo por libre, pero personalmente no lo haría, es un laberinto y al principio es tan impresionante que te bloqueas. Nosotros entramos acompañados por un guía, un chico que nació y se crió en el Slum.

Los mumbaikars (residentes de Bombay) dicen que Dharavi Slum es el corazón de Bombay, y razón no les falta, pues el 60% de la población de Bombay vive en los distintos Slum que hay distribuidos por toda la ciudad. Otro motivo por el que hacen referencia a Dharavi como "el corazón de Bombay" es porque visto desde el aire tiene forma de corazón. Podéis comprobarlo en Google Maps. En ése corazón de 2,2 kilómetros cuadrados, encajonados entre las dos principales líneas ferroviarias de la ciudad, viven un millón de personas. 


Dharavi es una ciudad dentro de Bombay, cuando entras, irrumpes en una realidad paralela. Si os soy sincera, me quedé en shock. 

Accedimos desde la carretera dónde comienza la maraña de casas. Una realidad impactante nos envolvió. Al principio me dominó una sensación de agobio y posteriormente de miedo a lo desconocido. Según vas adentrándote en "el corazón de Bombay" descubres lo que alberga en su interior.  Es alucinante lo que se origina ahí dentro.

Dentro de la "locura de pasadizos y casas hechas de chapa, adobe y hormigón" hay verdaderas empresas funcionando. Alfareros, curtidores, panaderos, talleres de confección, centro de reciclaje... Se calcula que el volumen anual de negocio de estas industrias puede superar los 700 millones de dólares.

Pudimos ver algunas de ellas. La que más me llamó la atención fue la empresa de reciclaje, la cual se encuentra en un pequeño habitáculo, es impresionante ver las herramientas de las que disponen y cómo aún así realizan su cometido con efectividad y cuantía.  En India, en general, la gente no usa mucho las papeleras y eso conlleva que se acumule basura en cualquier sitio, tanto en la ciudad como en el campo. Y no hablemos de los enormes vertederos. Hay gente que recoge esas botellas y plásticos y los lleva al centro de reciclaje a cambio de un dinero por cada kilogramo. A continuación se lleva a cabo el mismo proceso que en cualquier planta de reciclaje de España o del Mundo. Después otras empresas compran y recogen esos sacos de plástico ya reciclado para usarlos en la elaboración de nuevos productos.

La panadería también me sorprendió, en ella pudimos ver cómo elaboraban unos pastelitos para acompañar el café o el té que olían verdaderamente bien. Estaban hechos de mantequilla y harina. Son recogidos por otra empresa que se encarga de empaquetar y distribuir, eso sí, esta segunda empresa no especifica que están elaborados en el Slum, porque sino la gente no los compraría.


El Slum esta dividido en dos zonas, una zona en la que viven Hindúes y otra zona de musulmanes. Esta separación es debida a los conflictos que se desencadenaron entre los meses de diciembre del 1992  y de enero del 1993 (tras la llegada al poder del partido extremista hindú Shiv Shena, "ejército de Shiva" y la destrucción de la mezquita de Babri por extremistas hidúes) en los que murieron unas 2000 personas, la mayoría musulmanes. Antes de estos conflictos ambas comunidades convivían juntos y en armonía, sin estar separados en distintas zonas. Actualmente he de decir que viven en dos zonas pero en la misma armonía que antes de la separación.

El estado de India quiere acabar con los Slum y para ello ha puesto en marcha un proyecto. Ofrece a las familias un piso totalmente gratuito, a cambio de abandonar su casa en Dharavi. Muy pocas familias aceptan, primero por cuestiones sentimentales, pues son personas muy tradicionales y arraigadas al lugar en el que nacieron y se criaron, y las casas pasan de generación en generación, y segundo por cuestiones económicas, la mayoría tienen sus negocios fusionados en el mismo hogar, y no pueden mantener un piso.

El interés por reubicar a los habitantes de Dharavi también proviene de los especuladores inmobiliarios que ven en este terreno el lugar idóneo para  erigir edificios de lujo, centros comerciales, cines, supermercados...

Nuestro guía nos explicó que para él el Dharavi es un slum de "cinco estrellas", es el slum más caro para vivir (los residentes pagan alquiler), es casi imposible encontrar casa, y está muy bien comunicado por las dos vías de tren que lo delimitan (el principal medio de transporte en India es el tren) y además la vida en este slum ha mejorado muchísimo en estos últimos nueve años y gracias en gran medida a la película "Slumdog Millionaire". La que por cierto  no está muy bien vista en India.

Tienen electricidad e Internet, pero el principal problema de Dharavi es la insalubridad. Carecen de suministro de agua potable (paradójicamente es atravesado por los dos mayores colectores de agua de Bombay) y de los suficientes baños para atender las necesidades del millón de personas. Junto a las casas hay grandes barriles en los que en su interior se va acumulando el agua y lo tapan con una tapa hecha de madera, del que cada vecino va extrayendo el agua que necesita.


Todas las fotos que veis, a excepción de una, no son mías. No tomé fotos debido a que el guiá nos lo recomendó, pues tras la película "Slumdog Millionaire", a sus habitantes no les gustó la imágen que se mostró, ya que sostienen que la película está basada en estereotipos por talo que sienten que las fotografías se verán de forma negativa.
Nos recomendaron no tomar fotos mientras estuviéramos en el Slum, aunque a nosotros sí nos tomaron fotos. Algo que no me importa en absoluto, es más, he perdido la cuenta de las fotos que me han pedido a lo largo de mi estancia. Ésto se debe sobre todo a que soy muy blanca de piel. También les encanta hacerse fotos con los niños. A los hijos de mis amigas los graban y toman fotos.

Era domingo así que había niños por todas partes, alegres, jugando sin parar, y siempre en pequeños grupos. Grupos mixtos entre los 5 y 10 años, a partir de los 10 años apenas hay niñas. Estuvimos jugando con un pequeño grupo a un juego de mesa muy curioso, que nunca había visto antes, una especie de "billar con fichas". Un tablero de madera de forma cuadrada, en cada esquina un agujero por el que tenían que caer las fichas. Una de ellas era blanca y el resto rojas. La ficha blanca tiene que golpear las rojas para introducirlas por los agujeros de las esquinas. No conseguí meter ni una ficha roja por ninguno de los agujeros, bueno sí, la blanca XD la única que no tenia que caer. Cosa que les hacia tanta gracia que lloraban de la risa.

Otra anécdota que me ocurrió mientras visitábamos el slum y que demuestra lo apacibles y generosas que son las personas que habitan en él. Una anciana que se encontraba sentada en el suelo vio cómo bebía agua de mi botella (se veía claramente que el agua estaba caliente), y me llamó. No entendía nada ya que hablaba hindi pero por sus gestos daba a entender que entrara en su casa. Nuestro guía nos tradujo que nos estaba ofreciendo agua fresca que tenía disponible en su casa. Es increíble que aún no teniendo apenas agua potable te ofrezcan lo poco que tienen.

Organizamos la visita con Reality Tours & Travel. El 80% de los beneficios se invierten en Dharavi. Tienen un centro de enseñanza en el que imparten clase tanto a niños como a adolescentes y adultos. A os adolescentes y adultos les preparan para enfrentarse a la vida fuera del Slum, por ejemplo a cómo enfrentarse con éxito a una entrevista de trabajo.

Si queréis profundizar más en el tema os recomiendo este artículo que explica bastante bien la situación actual de Dharavi y cuál es  la amenaza que cierne sobre él (pincha aquí). National Geografic tiene un artículo impresionante que podéis leer pinchando aquí. Y también está muy bien ésta narración novelada de uno de los guías de Rality Tours, pincha aquí. Y por último el más alarmante y actual es éste que debéis leer sí o sí  pincha aquí.

¿Qué os ha parecido?
¿Conocíais todo lo que hay en un Slum? ¿Os ha sorprendido?
¿Visitaríais un Slum?

No hay comentarios

Publicar un comentario

SUBIR ARRIBA
Saramkup © - DISEÑO POR HERPARK