26.12.17

BOMBAY EN DOS DÍAS

COMPARTIR

¡Hola chic@s!
Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que publiqué. Estos últimos meses han sido un poco “caóticos”, no encontraba el momento, la motivación ni el tiempo necesario para retomar el Blog. Hasta ahora que, gracias a vosotras y a algunas de mis compañeras, me he animado a volver.
Como ya muchas sabréis  me encuentro en India, un país increíble, tan diferente a todo lo que estamos acostumbrados que simplemente salir a la calle ya es una aventura. A muchas de vosotras os suscita gran curiosidad e incertidumbre, la excusa perfecta por la que me he animado  a volver y  compartir con vosotras todo lo que voy descubriendo.

No es mi primera vez en India, hace tres años pasé un mes en el estado de Rajastán, (¡maravilloso lugar!) y aunque no me pille de primeras sigo sorprendiéndome como el primer día. Cada momento, cada calle, cada lugar... no puedo dejar de observar y estar alerta para no perderme nada.


Después de esta pequeña introducción voy a lo que realmente os interesa, ¡BOMBAY!.

Aprovechando mi estancia en Pune para visitar a mi marido he pasado un fin de semana en Bombay. Todo lo que leeréis aquí está basado en mis vivencias y sensaciones, ya que no soy ni mucho menos una experta en India (ojalá).

Bombay es enorme, y está llena de gente; mucha gente. Exactamente 24 millones de personas según el último censo de 2011, pero realmente lo que más me impacta de esta ciudad son sus contrastes. En una fracción de segundo puedes toparte tanto con el lujo extremo como con la pobreza extrema, una frente a otra. ¡Es increíble!. Por ejemplo en esta ciudad se encuentran las casas más caras del mundo y los "Slums" (barrios pobres) más grandes de Asia. Pude visitar uno de ellos, "Dharavi Slum", del que os hablaré más adelante. 

A los ciudadanos de Bombay se les llama "mumbaikars", y en ella conviven en armonía hindúes, musulmanes, sijs, budistas, jainíes, cristianos y parsis. Bien es cierto que en la década de los ochenta, hubo un movimiento encabezado por el Shiv Shena (ejército de Shivaji"), que desencadenó conflictos entre musulmanes e hinduistas. El último atentado que sufrió la ciudad de Bombay fue en noviembre de 2008, con varios ataques coordinados y dirigidos a edificios emblemáticos de la ciudad, uno de ellos fue en "Leopold Café", en el que aún se pueden observar las señales de balas en sus paredes. Desde entonces se ha aumentado la seguridad. 

¿Cómo desplazarse?

Nosotros nos movimos por la ciudad con chófer. Contratamos este servicio en Pune para realizar el trayecto, Pune-Bombay (136 km, unas 3 horas de trayecto). El precio de un coche con conductor es moderado e incluso diría, relativamente barato. Conducir en India es muy complicado y algo peligroso, no se me pasaría por la cabeza conducir por lo que pienso que esta es la mejor idea. 

Ya en Bombay puedes moverte en Taxi, tren, bus, metro, uber...  hay multitud de posibilidades. Lo mejor para conocer la ciudad es moviéndote a pie, pero claro, ¡es enorme!, así que cuando teníamos que ir de una zona a otra nos movíamos en coche. 

Moverse a pie por Bombay es fácil, tener Internet en el móvil facilita mucho las cosas, poder "checkear" en Google Maps dónde te encuentras en todo momento es tranquilizador XD. Para mí lo más complicado es cruzar la calle, el tráfico es infernal y cada cual cruza por donde le da la gana. Supuestamente si al cruzar la calle pones la mano abierta en dirección al coche paran disminuyen la velocidad... aunque a mí no me lo parecía. ¡jajaja!. Ver una masa de coches, motos, autobuses, bicicletas... en dirección a ti, según atraviesas la calle, es una experiencia bastante estimulante. 

¿En qué zona hospedarse?

Hay varias zonas en Bombay, las principales zonas turísticas son: Colaba, Fort, Churchgate, Kalbadevi y Mahalaxmi.

Nosotros nos hospedamos en la zona de Colaba ya que es la que más cerca está de la Puerta de la India (5 minutos a pie), que es donde se coge el barco que te lleva hasta Isla Elefanta. (No te puedes ir de Bombay sin visitar esta isla y ver los templos esculpidos en roca de Gharapuri, declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO). 

El hotel que elegimos fue el Fariyas Hotel****. No suelo especificar los lugares en los que me hospedo pero haré una excepción pues creo que en India una buena elección te puede ahorrar muchos disgustos. Está limpio y el desayuno está bastante bien... aunque el café no era muy bueno. El precio por noche es de 100 euros, a los que se debe añadir un 20% de propina.
Tuvimos un "pequeño contratiempo" al realizar el check out, ya que nos querían hacer pagar el Impuesto sobre Bienes y Servicios que ya habíamos pagado a través de booking cuando hicimos la reserva, es la segunda vez que me ocurre con booking, la primera fue en Roma (os lo comenté en el Post, pincha aquí).
Por supuesto, no lo pagamos.

Restaurantes

"Leopold Café", bastante conocido en Bombay y más desde los atentados de 2008. Es un lugar simpático y original. Me llamó la atención que estuviera decorado de Navidad. En la carta de este restaurante encontrarás comida tanto inda como continental. Los dos días que estuvimos comimos en él, así que ya os podéis imaginar mi opinión. 
Tiene dos ambientes, uno abajo en la primera planta con acceso directo a la calle, más amplio y luminoso, y el otro, en la planta de arriba, más oscuro y pequeño. Ambos están bien.



Nuestra elección fue: 

De entrante "Chicken Satay", riquísimos palitos de pollo tierno a la brasa acompañados por una salsa suave. Tiene un precio de  949 Rupias (12€).



Buffalo Burguer, uno de los platos más demandados. Simplemente deliciosa, pica un poco pero se puede comer XD. Tiene un precio de 464 Rupias (6€).



Murgh Malai Kebab, aunque aparece la palabra Kebab en realidad es pollo en pincho. Está muy rico pero me quedo con la Buffalo Burguer.



"Tratoria" restaurante italiano. Se encuentra en el Hotel Vivanta by Taj. Ofrece platos típicos italianos, las pizzas están muy buenas. El coste es de unos 2500 Rupias por persona (32€).


Seguridad

En ningún momento me he sentido insegura o en peligro. Bien es cierto que los vendedores ambulantes te persiguen e insisten mucho para que compres alguno de sus productos. Como recomendación, si quieres pasar desapercibida evita vestir de forma exuberante o con prendas demasiado cortas, no quiero decir que no debas llevarlas, pero sí que pienso que es aconsejable. En función del barrio en el que te muevas, llamarás más o menos la atención.

Si vas a visitar un templo intenta vestir adecuadamente, no puedes acceder a lugares sagrados mostrando las piernas o los hombros.

Igualmente es inevitable estar expuesto a situaciones comprometidas pero como he dicho antes, en ningún momento sentí agobio o miedo.

Para acceder a todos los Hoteles y Centros Comerciales hay que pasar un control de seguridad. 

LUGARES EMBLEMÁTICOS

Puerta de la India

Construido para conmemorar la visita del rey Jorge V en 1911.
Es realmente impresionante disfrutar de la imágen de este arco del triunfo frente al Hotel Taj Mahal Palace. Bajo el arco puedes contemplar el incesante movimiento de personas, unas de paso, otras trabajando, aparte claro está de; turistas, fotógrafos, vendedores... todo mezclado.


A la derecha del arco del triunfo hay una pequeña zona con puestos, en los que podrás ver varias empresas turísticas que organizan visitas guiadas a los lugares más emblemáticos de la ciudad. Nosotros contratamos una, para no tener que "molestar" demasiado a nuestro conductor de Pune, ya que él no era de Bombay.  En tres horas vimos los lugares cercanos más emblemáticos, para después comer y coger el barco para visitar Isla Elefanta. La experiencia con el chófer/guía fue muy buena, era muy simpático y hablaba un inglés claro. Si a algun@ os interesa puedo pasaros su contacto por privado ya que es freelance.

Hotel Taj Mahal Palace

Este Hotel es el lugar más emblemático de Bombay. Se trata ni más ni menos del segundo monumento más fotografiado de la India. De construcción reciente 1903, lo mandó construir el industrial parsi J.N. Tata, después de que se le negara la entrada a uno de los hoteles europeos por ser nativo. 



Miré este hotel para hospedarnos y el precio por noche es de 500€, fuera de nuestro presupuesto. Por fuera es realmente imponente, así que por dentro seguramente también pero no nos dio tiempo a ir a tomar algo para comprobarlo. 



Isla Elefanta y Templo de Gharapuri

Le debe su nombre a los portugueses quienes, en el siglo XVI, la apodaron "Isla Elefanta" por el gran elefante de piedra que había en la costa. Los británicos trasladaron ésta al Jijamata Udyan Zoo (Bombay).

Para acceder a la isla tienes que coger uno de los barcos que salen desde Puerta de la India. Salen cada 30 minutos, entre 9.00 y 15.30. Nosotros cogimos el barco de las dos y llegamos a las tres y cuarto. Nos dio tiempo a visitar el templo, pero sin distraernos demasiado en los puestos que hay a ambos lados del pequeño camino que lleva hasta el templo, todo un alivio para los hombres que me acompañaban. Os recomiendo que no cojáis el barco más tarde de las dos, ya que el último barco de vuelta sale a las seis y estaríais muy justos de tiempo para verlo todo tranquilamente, además de que en esta época del año oscurece antes.

Los billetes del barco se compran justo debajo de la Puerta de la India, junto a las escaleras que bajan hasta los barcos. No hay ningún puesto o mostrador, debes comprárselo a un hombre que está sentado sobre el muro que está frente a las escaleras. El precio del billete luxury class es de 180 Rupias (2,37 euros), ida y vuelta. El barco es bastante cómodo y estable, teniendo en cuenta que acabábamos de comer y llegamos todos perfectos, sin marearnos.

Una vez llegas a la isla hay que andar  unos 15 minutos para llegar al templo, el primer trayecto es de un kilómetro en "llano", y va desde el muelle hasta la escalinata que asciende a Gharapuri. Hay disponible un servicio de tren (gratuito) que te lleva hasta la escalinata si no quieres andar. Después la ascensión no es que sea muy dura, pero las condiciones ambientales (calor y mucha humedad) hacen que te agobies más y por tanto el esfuerzo sea mayor. Es recomendable llevar un calzado cómodo.

Mientras subes las escaleras, a ambos lados, hay "puestecitos" donde se vende casi de todo, desde ropa y complementos hasta piedras minerales y comida. Si estás comiendo tienes que tener cuidado con los monos y las vacas ya que te perseguirán para quitarte la comida, intenta ser disimulado para que no se den cuenta  (comí un plátano y no me ocurrió nada)XD. Los monos son muy graciosos pero hay que tener cuidado porque saben demasiado.


Terminado el ascenso simplemente hay que dar unos pasos más para llegar a Gharapuri. Lo primero que ves es una apertura en la roca, como una cueva, con la diferencia de que ésta tiene pilares de piedra.


El interior alberga increíbles estatuas, talladas en la piedra, su obra magna es una imagen de Sadhashiva de 6 metros. Muestra un Shiva tricéfalo, con la cara de; destructor, creador y protector del universo. 


Shiva tricéfalo. Disculpad la calidad de estas imágenes, pero había muy poca luz y salieron todas movidas. 



Realizamos la visita por la tarde porque al mediodía el calor y la humedad son más intensos. Contratamos un guía local, amigo de nuestro guía de Bombay. Cuando llegamos ya nos estaba esperando en el muelle de hormigón. Vive en la isla, ya que hay una pequeña comunidad de pescadores, los cuales ahora se están reinventando y especializando en el turismo. Me impactó saber que aún no disponen de agua corriente ni electricidad en la aldea. Debido a su proximidad con Bombay pensé que dispondrían de estos servicios básicos (eso sí, disponían de cobertura y 4G). Todas las mañanas las mujeres se encargan de transportar el agua potable que mana de una gruta del templo (exceptuando los días de periodo menstrual que no pueden entrar al templo, y entonces son los hombres los que se encargan de esta labor) para abastecer a sus familias. Cada mujer suele llevar  entre 25 y 30 litros de agua sobre sus cabezas. Durante nuestra visita al templo pudimos ver como extraían el agua con cubos y lo transportaban a la aldea, ya que durante las últimas horas de sol también se acercan a por agua.

Han tenido que cerrar la gruta porque los visitantes y turistas arrojaban plásticos y desechos dentro del manantial, lo que envenenaba el agua.

Mahalaxmi Dhobi Ghat

Es el Dhobi Ghat (lavadero) más grande de Bombay. Los británicos lo mandaron construir hace 150 años para lavar la ropa de los miles de soldados que se encontraban en la ciudad. Tras la independencia de la India los Dhobis pasaron a manos de empresas privadas. Hoy en día se limpian toneladas de ropa sucia procedentes de hoteles y hospitales... no se lava ropa de particulares.

No se puede acceder al interior de este Dhobi, solamente puedes verlo desde el puente que se encuentra situado al otro lado de las vías próximas a la estación de trenes de Mahalaxmi.

Vista desde el puente de Mahalaxmi.


Si quieres entrar en un Dhobi, hay otro más pequeño en la zona de Colaba en el que sí puedes acceder a su interior. Esta es la dirección: Prakash Pathe Marg, Colaba, Ganesh Murti Nagar.



Estación  Chhatrapati Shiv

Antes se llamaba Estación Victoria (Victoria Terminus), en honor a la Reina Victoria, pero Shiv Sena cambió su nombre al igual que el de otros lugares emblemáticos de la ciudad que tenían nombre colonial. También así es cómo Bombay pasó a llamarse  Mumbay (de la diosa hindú Mumba) en 1996. 



Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2004. 

Holl de entrada. 

Para los que hayáis visto la película de Slumdog Millionarie, en esta estación es donde quedaron en verse Latika y Jamal, los protagonista, y donde al final de la misma bailan entre los andenes y trenes. AHH!!! Y para los que no la hayáis visto, OS LA RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE.  



Cabina de mandos.

El tren es el medio de transporte más usado en india, es una parte muy importante de la vida de los habitantes de este país. Hay disponibles vagones específicos para uso exclusivo de mujeres, pues es sabido por todos que India no es un país fácil para las mujeres. 

Vagón exclusivo de mujeres. 

En mi primer viaje a la India realicé un trayecto en uno de estos trenes, desde Agra hasta Benarés (Varanasi). La experiencia fue indescriptible. Cuando entré en el vagón junto a mi marido y yendo por el estrecho pasillo, un montón de hombres nos miraban, desde sus literas, como si fuésemos extraterrestres, si bien es verdad que eramos los único extranjeros. No tengo fotos porque no me atreví ni a sacar la cámara. Antes de subir al tren, un porteador (degadísimo) llevó sobre su cabeza nuestras dos maletas, de 25 kilos cada una. Realizó un trayecto de 10 minutos subiendo y bajando escaleras, me impactó muchísimo. Cuando llegas a la estación no te da tiempo a reaccionar, nada más sacar las maletas las cogen. Nosotros no queríamos que cargara con las maletas y ya cuando vimos que el conductor le ponía la segunda... os podéis imaginar. Estábamos mas preocupados porque el chico no se cayera rodando por las escaleras que por llegar al tren a tiempo. 

Compartimos habitáculo con dos hombres, como era la hora de cenar sacamos algunas cosas para comer que compartimos con ellos. Además de invadir el pequeño pasillo que separaban las literas con nuestras dos maletas no iban a estar mirando como comíamos. Lo mínimo era invitarles a compartir la cena con nosotros. Nos miraban alucinados, en India es muy raro ver que alguien comparta comida con otros.  Pasamos toda la noche viajando, unas 12 horas. 

Si sois aventureros y queréis vivir  India al 100% os recomiendo esta experiencia. 



Marina Drive

Es el paseo más famoso de Bombay, siempre hay gente. Los fines de semana está hasta arriba, es lugar de encuentro de familias y jóvenes que suelen pasar el tiempo divirtiéndose. Desde la azotea de los hoteles que se encuentran frente a la Bahía se puede ver el llamado "collar de la reina", llamado así por el efecto de las luces sobre la bahía, que tiene forma de collar.



Collar de la Reina visto desde una azotea. 


Crawfort Market

En Bombay hay muchísimos mercados y bazares, pero nos dijeron que éste aún conserva algo de la esencia colonial británica. En este mercado puedes encontrar de todo, desde alimentos básicos cómo carne, pescado, especias, fruta y verdura hasta la última colección de Huda Beauty. Una excelente imitación, lo que no sé es si pigmenta igual de bien que la original. 


Mani Bhavan 

En una de las habitaciones de este edificio vivió Mahatma Gandhi. Hoy reconvertido en Museo puedes visitarlo y ver la habitación además de una exposición sobre su vida. Están expuestas las cartas que Gandhi escribió a Hitler y Roosevelt. 


La entrada es libre, pero tienes la opción de pagar una entrada/donativo cuyos beneficios se destinan al museo.  

En esta habitación Gandhi formuló su filosofía de la satyagraha, protesta no violenta, y emprendió su campaña de desobediencia civil en 1932. 

Sassoon Dock 

Barrio de pescadores, lo visitamos al medio día así que no vimos mucho movimiento. La hora perfecta para visitar este lugar es a las 5 AM, cuando los pescadores koli desembarcan con la pesca del día. Es una escena muy llamativa ya que van ataviados con trajes de colores alegres.


    Pudimos ver cómo deshidrataban el pescado al sol.


Pescado secado al sol. También llamado Bombil.

Templo Jainí de Babu Amichand Panalal Adishwarji

El jainismo es una de las múltiples religiones que hay en India. Los jainíes creen que se puede alcanzar la liberación mediante la pureza absoluta del alma. Esto se logra practicando el "ahimsa" (no violencia) tanto de pensamiento como de actos, aplicado también en animales. Son vegetarianos, algunos practicantes utilizan una escoba para barrer el camino a fin de no pisar a ningún ser vivo y se atan un paño en la boca para  evitar la inhalación accidental de insectos.

Alrededor del 0,4% de la población india es jainí, y la mayoría de ellos viven en Gujarat y Bombay.


Para acceder al templo debes de descalzarte, puedes dejarte los calcetines. Es muy importante ir debidamente vestido, sino no podrás entrar.


Algunas partes del templo son de plata maciza. 

Como todo templo Jainí es precioso, pero no nos dejaron acceder a su interior porque estaban de festival.  Lo tuvimos que ver desde la puerta principal. Esta creencia me parece muy interesante.
También me lo parece el "zoroastrismo", proveniente de persia, y a los que se conoce como "parsis". Quedan muy pocos y la mayoría se encuentran en Bombay pero debido a la falta de tiempo no pudimos visitar la Torre del silencio, edificio al aire libre en el que éstos realizan su ritual funerario, que consiste en depositar el cadáver para los buitres. Como curiosidad, Freddie Mercury era Parsi.


Dharavi Slum

Dharavi Slum está a 30 minutos en coche de la zona de Colaba. Puedes visitarlo por libre, pero personalmente no lo haría, es un laberinto y al principio es tan tan impresionante que te bloqueas. Nosotros entramos acompañados de un guía, un chico que nació y se crió en el propio Slum.


Para no hacer demasiado extenso el Post mañana publicaré uno específico sobre el Dharavi. En él os cuento por qué lo visitamos, cómo llegamos allí y mi vivencia y sentimientos dentro.


¿Qué os ha parecido Bombay?.
¿Algo que os interese y me haya dejado fuera?.
Puedo añadirlo al Post para hacerlo más completo.


¡Espero vuestros comentarios!.
Gracias por leerme.









4 comentarios

  1. genial sara!!! como siempre!!! que ganas de que siguieses con el blog!!!! nos tienes abandonadas por aki!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias María!! ¡Qué alegría leerte!.
      Tienes que animare a escribir un Blog :) tus viajes son TOP

      Eliminar
  2. Impresionante Sara!
    Muchísimas gracias por compartir tu viaje!
    Muxutxos, Anna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por leerme! <3 Me alegra saber que te gustó.
      Besos.

      Eliminar

SUBIR ARRIBA
Saramkup © - DISEÑO POR HERPARK