Como ya os conté en el primer post que publiqué sobre Dulkamara hace algo más de un año conocí esta firma y como comprobaréis ahora, hoy en día, es la base de mi rutina facial diaria. No quiero decir que me cierre a probar otros tratamientos cosméticos, pero si que esta firma y su filosofía de vida me han enganchado.
Hasta hoy es lo más efectivo que he encontrado para tratar mi problema con la Rosácea. Cuando compré mi primera crema Dulkamara me dieron varios tester de la "Leche Virginal" y cuando llegué a casa y la probé por primera vez "flipé". A primera vista puede parecer la típica "agua termal" con precio desorbitado, pero no nos equivoquemos,  no tienen nada que ver y ahora mismo veréis el porque.


La Leche Virginal de Bambú está compuesta por extractos de: 

  • Benjuí, conocido por sus propiedades balsámicas y anti-infecciosas.
  • Aciano, con propiedades antisépticas, suavizantes y calmantes.
  • Violeta, depura y suaviza ayudando a mantener la tez uniforme. 
  • Yemas y médula de Bambú, que aportan aminoácidos (proteínas), vitaminas y oligoelementos, como el silicio, que fortalece los tejidos y les confiere flexibilidad.

¿Cuáles son sus beneficios?
Refresca, cuando estés en ambientes caldeados o muy cargados pulveriza un poco sobre el rostro y escote y verás que bien te sienta. Te aleja de ese agobio. Después del gimnasio, de una ducha caliente, de cocinar, de la depilación... cualquier momento es bueno si sientes el rostro irritado o acalorado.
Revitaliza, hay momentos del día en los que te encuentras algo "apagadilla", pues un par de "pump" te aportan ese plus de energía que te hace falta. Es mano de santo para piel fatigada o madura.
Calma, cuando tengo un brote de rosácea es pulverizar sobre el rostro y esa sensación de quemazón desaparece al momento (las rojeces no, pero sí se atenúan). Así que lo recomiendo 100% para tratar cuperosis, dermatitis,  rosácea... 
Hidrata, al contrario que otras aguas termales, que resecan la piel, ésta "leche" que no "agua" hidrata.
Suaviza, la piel.
Desinfecta, mejora la apariencia de brotes de acné o granos infectados.
Nutre, el Bambú aporta aminoácidos (proteínas) a los tejidos rejuveneciendo el rostro y aportando flexibilidad.

Modo de Empleo o rutina facial 
Nunca olvidéis agitar bien antes de usar.
Es muy versátil, puedes usarlo en cualquier momento del día cuando lo necesites. tanto para refrescar el rostro como para el inicio de tu rutina facial. 
Puedes pulverizar directamente en el rostro o bien impregnar un algodón y distribuirlo a toquecitos. En mi caso lo aplico directamente sobre el rostro y dejo que la piel lo absorba poco a poco y a continuación aplico la Crema Facial Hidronutriente de la misma firma.   
Como Aftersun: calma la piel después de exposiciones prolongadas al sol.
Cuando viajas en avión: totalmente indispensable, (y pensaba que el agua termal me hacía bien...) comparando esto es un lujo. La piel en viajes largos en avión se resiente muchísimo, no sé si es la presión, el aire acondicionado, el ambiente "cargado" que se respira...  
En el trabajo: tras largas jornadas frente al ordenador o expuestos a luz artificial .
Truco: cuando tienes los párpados hinchados, impregna un disco de algodón y lo pones unos minutos sobre los ojos.  

Experiencia 
¡ Cuidado, es adictiva !, eso sí, debo señalar que llevo casi tres meses usándola a diario y aún queda producto, así que cunde y mucho.
Tiene un packaging  muy atractivo y cómodo de utilizar. 

Precio
Varía en función del tamaño:
60 ml: 46,08 €.
100 ml: 66,27 €.
250 ml: 110,82 €.
Como he señalado en otras ocasiones en las que he hablado de Dulkamara puede que el precio nos "eche para atrás", pero de verdad que cuando el producto es de calidad y ves resultados positivos en tu piel es un dinero bien invertido. Es nuestra salud, y  más aún hablando del órgano más grande de nuestro cuerpo y si como yo sois personas que tenéis problemas cutáneos.
Porque claro, no es lo mismo pagar por el agua termal de Avène de 300 ml 14,58 € que 46,08 € por  60 ml, pero no es el mismo tipo de producto, uno es agua termal y el otro un tratamiento de alta cosmética que contiene extractos naturales y aceites esenciales, además es fabricado en España.  

¿Repetiría?
-No puedo vivir sin ella-

¿Dónde comprarlo?

La compré en Mygdonia. Últimamente todos los productos BIO que veis por el Blog los compro a través de su web. Es una empresa magnífica, con un personal muy cercano y que además acaban de habilitar un servicio de whatapp para estar más cerca de sus clientes 2.0. Me encantaría visitar su tienda algún día porque es preciosa, está en Manresa (Barcelona). Si hay alguna lectora que viva cerca aprovechar a conocerla, por la web se ve muy muy bonita y tienen los mejores cosméticos BIO. Estar atentas a la web muchas veces tienen  promociones muy interesantes. 


¿Conocéis ésta marca? 
¿Habéis utilizado la Leche Virginal de Bamboo? ¿Qué tal os ha ido?


6 comentarios

  1. Tiene buena pinta! No conocía la marca. Yo ahora estoy utilizando el aceite de jojoba y también noto que me calma la rosácea...Ya no lo utilizas?
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡ Hola María !!
      Desde que aplico la "Leche virginal"" la utilizo menos, pero los días en los que la piel está deshidratada o mas sensible mezclo tres gotitas en la crema hidronutriente y mano de santo :P
      También la aplico para hidratar el cuerpo, las manos cuando las tengo resecas por el frío... vamos solo me falta ponerlo en la comida XD ¡¡jajaja!!

      Eliminar
  2. Yo la conozco por ti ;) Ahora que he dejado las pastillas tengo la piel más grasa y creo que tendré que cambiar un poco la rutina facial.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rocío, a mi me funciona muy muy bien. Esta línea es genial.
      Somos al contrario, tu grasa yo seca XD ¡¡jajaja!!

      Eliminar
  3. Muy interesante Sara!! Nosotros la llamamos "el apagafuegos" por su efecto calmante para las rojeces.... Gracias por tu post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso del "apaga fuegos" es muy real ¡¡ jajajaja !!. Le va como anillo al dedo :)

      Eliminar

SUBIR ARRIBA
Saramkup © - DISEÑO POR HERPARK